top of page
Buscar

"Me Robó un Pedazo de mi Alma"



“ME ROBÓ UN PEDAZO DE MI ALMA” fueron las palabras de una persona que fue víctima de la pornografía desde temprana edad.


Es probable que en un principio creas que la pornografía es inofensiva ya que no te advierte de sus verdaderas consecuencias. En una entrevista realizada por The Guardian (una revista de noticias), personas que habían sido adictas a la pornografía o que estaban en recuperación compartieron sus pensamientos sobre el efecto de la pornografía en sus vidas. La mayoría de ellos habían comenzado a consumir pornografía desde temprana edad, por lo que no imaginaban la magnitud del daño que causaría en sus vidas futuras.

 

Estas fueron sus declaraciones: 


"Lo encontré mientras jugaba videojuegos".

"Tuve que verlo todas las mañanas y todas las noches durante mi adolescencia", y "parte de lo que vi era ilegal".

"Me siento dañada por lo que vi... "Siento que me quitaron la oportunidad de vivir el sexo sin corrupción".

“Me sentí mal, pero ahí me quedé estancado buscando más videos porno”… “Perdí el interés en otras actividades”.

"Lo veía dos o tres veces al día".

“Creo que en algún momento mientras ves porno dejas de importarte”, “ME ROBÓ UN PEDAZO DE MI ALMA”.

 

Pero, ¿cómo puede la pornografía robarte un pedazo de tu alma?

 

Tim Challies en su libro A Guide for Guys Who Are Sick of Porn (Una guía para chicos que están hartos de la pornografía), mencionó que la pornografía es como una sustancia que se apodera de tu mente y de tu ser hasta tener control total sobre ti. Aunque sabes que no debes hacerlo, te das cuenta de que no puedes parar. Dejas ir la esencia de quién eres y el potencial de lo que puedes llegar a ser. Entonces, sientes que ya no eres el mismo y que no puedes encontrarte a ti mismo. Sin embargo, existe una desintoxicación que, aunque lleva tiempo, te permite reencontrarte y recuperarte (Challies, 2016).

 

Un ejemplo de desintoxicación ocurre en tu cuerpo cuando tus órganos desechan lo que no es bueno para tu cuerpo. En otras palabras, si permanece en ti o se desarrolla, podría provocar enfermedades e incluso la muerte. En este caso, desintoxicarse de la pornografía es similar y aunque no es un proceso fácil, ¡puedes hacerlo!

 

Aquí hay algunas sugerencias para desintoxicarte de la pornografía:

 

No te dejes engañar por la falsa promoción.

  • Las cosas que te ofrecen las promociones porno no son reales.

Define tus expectativas.

  • Reflexiona sobre lo que la pornografía le está haciendo a tu corazón.

  • Define o busca ayuda para definir la realidad de lo que es el sexo.

  • Abraza ese nuevo concepto y limita tus expectativas a la realidad.

 

Desintoxicar o reajustar tu mente no sucederá de la noche a la mañana, llevará tiempo y es posible que vuelvas a caer. Sin embargo, recuerda que la perseverancia y la determinación te ayudarán a lograr grandes avances en tu vida. Te volverás a encontrar a ti mismo, volverás a confiar en ti mismo y recuperarás ese pedazo de alma que la pornografía te robó. No estás solo en esto, visita nuestra página de recuperación haciendo clic aquí Recovery | Citizens For Decency para comenzar tu proceso de recuperación o compártelo con tu ser querido.



 


Referencias

Challies, T. (2010). Sexual Detox: A Guide for Guys Who Are Sick of Porn. Cruciform Press.

 

Harriet Grant. (2023, March 10). “It stole my soul”: readers on how watching porn at a young age affected their life; Intense shock, addiction and losing interest in other activities are some of readers’ experiences A fifth of teenagers watch porn frequently and some are addicted, UK study finds A psychologist’s guide to talking to teens about online porn. The Guardian (London, England).

0 comentarios

Comments


bottom of page