top of page
Buscar

Coraje para Cambiar



Después de leer muchas historias y artículos sobre actores de cine para adultos que han abandonado la industria del porno, queda muy claro que muchos ex actores se arrepienten seriamente de haber participado en esta línea de negocio. Los impactos duraderos del abuso sexual, la explotación y la trata tienen un efecto devastador en sus emociones, su dignidad y su propia imagen. No podía dejar de pensar en cómo estas mujeres valientes tomaron una decisión difícil, salieron de la industria y ahora están sanando y recuperando sus vidas.

 

De manera similar, Internet está repleto de historias edificantes de hombres y mujeres, jóvenes y mayores, que han conquistado largas adicciones a la pornografía y ahora tienen una nueva oportunidad de vida. Todos estos relatos proporcionan un amplio testimonio de que un cambio positivo es posible.

 

Pero, ¿cómo se logra exactamente este tipo de cambio? ¿Cuáles son los componentes y pasos que conducen a un cambio duradero? Sabemos que la adicción a la pornografía puede tener un efecto similar al de un vicio y provocar un deterioro mental, físico y emocional devastador. El Dr. Donald L. Hilton, neurocirujano, explica:


“A medida que continúa la desensibilización del circuito de recompensa, se requieren estímulos cada vez más fuertes para aumentar la dopamina. En el caso de la adicción a narcóticos, la persona adicta debe aumentar la cantidad de droga para obtener el mismo efecto…” Muchos desarrollan una “lujuria antisocial desprovista de la mayoría de los valores” y el efecto que obtienen de la pornografía “se vuelve más importante que las relaciones de la vida real.”[1]

¿Es de extrañar por qué es difícil romper con la adicción a la pornografía? El proceso de cambio y curación puede ser lento y laborioso. Uno de los primeros pasos en el camino hacia el cambio y la recuperación es tener el coraje de tender la mano y buscar ayuda. La ayuda puede provenir de una variedad de recursos, incluidos terapeutas, padres, líderes de iglesias, consejeros escolares y amigos.

 

Si bien quienes participan en la recuperación pueden sentirse abrumados por la enormidad de la tarea, se puede ganar mucho centrándose en un día a la vez y en un solo paso de recuperación a la vez. Un joven que compartió su historia de curación de la adicción a la pornografía describió el éxito que logró al limitar su enfoque en lugar de tratar de dominar todos los objetivos de recuperación a la vez. Él dijo:


Elegí concentrarme en un solo hábito que pensé que me brindaría el mayor beneficio en ese estado abrumador y ansioso. Me comprometí a mí mismo a hacer y realizar un seguimiento de esta única actividad durante los próximos siete días. Luego, a medida que me sintiera más capaz, incorporaría las prácticas restantes para reconstruir mis hábitos. ¡Funcionó! Al limitar el enfoque y dominar una sola práctica, me sentí alentado, lleno de energía y capaz de agregar más”.[2]

Leer las historias de quienes han conquistado la adicción a la pornografía y desafíos similares es inspirador y reafirmante. Cada historia demuestra que el coraje para cambiar es posible, está al alcance de la mano, y comienza con esa primera, aunque difícil, conversación y solicitud de ayuda.




Referencias:





0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page